Delitos contra la seguridad vial

Delitos contra la seguridad vial

Los delitos contra la seguridad vial persiguen proteger la seguridad de todos los peatones y conductores frente a aquellas conductas que se consideren irresponsables y de riesgo y que podrían poner en peligro la integridad de una persona.

Una de las conductas castigadas es cuando se conduce un vehículo con temeridad manifiesta poniendo en peligro la vida de otras personas, incluso existe un delito más grave para aquellos que conducen con manifiesto desprecio por la vida de los demás. Si una conducta no ha llegado a poner a nadie en peligro se aplicará una pena menor.

Además hay una serie de conductas con el fin de garantizar la seguridad de la circulación que pueden tener como consecuencia hasta penas de prisión de dos años como colocar obstáculos imprevisibles que podrían provocar choques o movimientos bruscos.

También derramar sobre la calzada sustancias deslizantes o inflamables, sustraer y alterar las señales de circulación y no reestablecer la seguridad de la carretera tras algún incidente.

Estos delitos están regulados en el Código Penal y han sufrido modificaciones con el paso de los años, se han incorporado más incriminaciones como el exceso de velocidad punible o la conducción tras la pérdida de vigencia del permiso por puntos.

Asimismo, se han ampliado y remodelado algunos puntos como la tasa de alcoholemia o la negativa a someterse a las pruebas legales de alcoholemia. Las penas y consecuencias también se han incrementado, sobre todo en lo referente a la privación del permiso de conducir.

Nuestros abogados penalistas son especialistas en estos casos y tienen una larga experiencia a sus espaldas, trabajamos en Zaragoza y somos conscientes de las consecuencias de estos delitos, trabajaremos para defender su caso.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE